martes, 20 de abril de 2021

El proceso de floracion/fecundación en los frutales

Hoy toca tema más técnico, espero que os sea interesante.  ¿habeis oido que unas variedades de frutales son esteriles?¿que algunas variedades son las polinizadoras de otras?.... 

Una vez producida la inducción y la diferenciación floral, las yemas de flor sufren un proceso evolutivo y de maduración. Este proceso se da durante el resto del periodo vegetativo y periodo de reposo, que conducen a que dichas yemas, la primavera siguiente, den lugar a flores.

El proceso de floración comienza con el desborre, pasa por una serie de estados fenológicos y concluye con el cuajado del fruto. Es a partir de este momento se inician los procesos de maduración y desarrollo del fruto.

En la mayoría de las especies frutales la formación de los frutos de produce mediante fecundación. Hay veces en las que este proceso de fecundación es sustituido por procesos alternativos al mismo (partenocarpia y apogamia) 

 

Procesos:

1-Desarrollo floral:  (apertura de la flor). 

La floración comienza con la apertura de las primeras flores, alcanzando la plenitud cuando un 50-70% de esas flores están abiertas ( plena floración). Este proceso suele durar unos 10-15 días. 

La época en que se produce la plena floración es una característica específica, varietal y depende de la zona, técnicas de cultivo y clima de cada año,(variando  de uno a otro). En la mayoría de  las especies leñosas frutales,  las flores son hermafroditas (parte femenina y masculina funcional). Sin embargo existen especies con flores unisexuales  masculinas y femeninas, situadas o bien sobre una misma planta (monoicas)o bien dispuestas sobre distintas plantas (dioicas).

-especies monoicas con flores unisexuales: nogal y avellano...

-especies dioicas: kiwi, pistacho, algarrobo, palmera datilera..

-Especies con flores hermafroditas: la mayoría de las cultivadas: manzano, peral, almendro, albaricoquero, melocotonero…

Kiwi especie dioica

            

2-Polinización:

Es el mecanismo por el cual el polen maduro procedente de las anteras alcanza los estigmas receptivos.

En las flores hermafroditas cuando el polen que llega a los estigmas procede de una misma flor se suele hablar de polinización autógama o autopolinización.

Cuando el polen procede de flores distintas se le denomina polinización alógama, dicógama o polinización cruzada. En la mayoría de las especies frutales prima la polinización cruzada, y entomófila (por insectos), por el contrario de la anemófila (por el viento).

 

3-Fecundación:

La unión o fusión de las células reproductoras (grano de polen y óvulo). Para que se pueda llevar a cabo deben producirse previamente dos etapas:

            -Germinación del grano de polen.

            -Crecimiento del tubo polínico.

La germinación del grano de polen consiste en un hinchamiento del grano de polen y rotura de las membranas. Se produce una vez ha tenido lugar la polinización. Es un proceso condicionado por la temperatura en gran medida.

La germinación del grano de polen se produce entre 12 y 36 horas después de la polinización. Las temperaturas deben oscilar entre 10-30º C., con una temperatura óptima de 18-25º C. Es inviable con temperaturas <5º C o >35º C.

Después de la germinación del grano de polen se produce el crecimiento del tubo polínico a través del estilo de la flor para tomar contacto con los óvulos, con requerimientos térmicos similares a la germinación. Tarda entre 24 y 120 h en llegar a los óvulos.


 Las variedades frutales, en funcion de su compatibilidad, se pueden clasificar como:

Autofértiles: son capaces de autofecundarse normalmente (15-30% flores fecundadas) . Variedades cuyo polen puede dar normalmente la fecundación de sus flores.

Autoestériles: son incapaces de autofecundarse

                        -parcialmente autofértiles:<10% flores autofecundadas

                        Totalmente: 0 % flores autofecundadas, incapacidad total

Infértiles: Son capaces de fecundarse entre si. Entre dos variedades puede haber infertilidad en un sentido, en el otro o en ambos.

                              

Interestériles: Variedades que no son capaces de fecundarse entre si.

 

En fruticultura es poco frecuente variedades totalmente autoestériles. Muy frecuentemente tratamos con  variedades parcialmente autoestériles.

 

Las especies frutales cultivadas más comunes presentan el siguiente comportamiento en cuanto a compatibilidad:

-Manzano y  Peral: mayoritariamente autoestéril, por lo que necesita variedades polinizadoras

-Melocotonero, Albaricoquero: autofértil con alguna excepción

-Ciruelo: mayoritariamente autoestéril, muchas excepciones.

-Cerezo:                                 -cerezo dulce autoestéril

                                               -cerezo ácido: parcialmente autofértil

-Almendro: mayoritariamente autoestéril.

 

Más adelante hablaremos de algunas variedades que son compatibles o se utilizan como polinizadoras...

 

 mariocpaisajismo@gmail.com




8 comentarios:

  1. Buen artículo amigo Mario, la importancia de la floración y la fecundación .
    Un abrazo y buen resto de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si!!! sin todo ello no habria fruta en nuestros huertos y jardines

      Eliminar
  2. Interesante artículo, amigo Mario, haces que este proceso tan importante sea de fácil comprensión dentro de su complejidad. ¡Eres un maestro maravilloso!
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, es un tema de lo más interesante y entretenido. Sobre todo para quienes nos gustan estos temas botánicos. Un abrazo y gracias por recordarnos y profundizar en estos temas.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta cuando florecen los árboles frutales. Se ven mágicos

    ResponderEliminar