martes, 13 de agosto de 2019

Carissa macrocarpa

Si vivis en zonas del sur de España o con un clima muy benigno seguro que conocéis esta bonita especie.
La Carissa macrocarpa o Carissa grandiflora de la familia Apocynaceae es una planta que pude ver por primera vez en Almería en un viaje que hice el año pasado. Es una planta africana y parece que en el sur de España se utiliza para jardinería, al igual que en otros muchos lugares de clima suave o cálido.

La Carisa tiene unas hojas verde brillante de tamaño medio que si el clima es favorable mantiene todo el año, que perderá para rebrotar en caso de haber alguna helada muy débil (no soporta el frío). Produce, durante muchos meses del año, flores blancas muy aromáticas  que recuerdan al jazmín. Y que son sucedidas de unos frutos rojizos, según tengo entendido, son comestibles. Como puede verse en la foto que encabeza esta entrada del blog, otra característica de esta planta son sus espinas.


La Carisa es un arbusto que crece de forma lenta, como ya he comentado no resiste apenas el frío, pero en climas cálidos es ideal en cualquier tipo de suelo, aunque eso si, debe  estar bien drenado. Se recomienda en lugares cercanos a la costa por tolerar suelos arenosos y la salinidad de la brisa marina, cosa que muchas otras especies no pueden. Resiste en suelos pobres, aunque si son excesivamente pobres en nutrientes puede sufrir clorosis.

Se pueden crear setos o borduras con dicha planta, sus espinas los hacen ideal para que nadie quiera atravesar dichos puntos. Esto es interesante para setos perimetrales, para conducir el paso de personas o evitar la entrada de algunos animales.


Su emplazamiento ideal es a pleno sol.  Es muy resistente a la sequía pero será recomendable aportes periódicos de riego para llegar a probar sus frutos.




Es una planta resistente a plagas y enfermedades, si bien como en cualquier cultivo habrá que estar  pendiente de posibles "incidencias".

Tolera bien la poda facilitando su uso en jardines formales y puede cultivarse tanto en jardín como en contenedores.
Al producir aroma intenso, es muy interesante para jardines sensoriales, para invidentes...
No solo podemos utilizarla para setos o borduras, combina bien con muchas otras plantas o puede destacar aislada, además de todo esto en un lugar de ambiente salino o con dunas puede servirnos como un buen cortavientos o fijador del suelo. Siempre recordando que es sensible al frío.

¿alguien de los lectores la cultivaís? ¿Consumis sus frutos?
Estoy ansioso por leer los comentarios. Un saludo y hasta el próximo martes.

mariocpaisajismo@gmail.com
mariopaisajista.blogspot.com

2 comentarios:

  1. Tengo un ejemplar y te puedo decir que me encanta. Lo has descrito muy bien. En cuanto a su fruto, no puedo decirte de su sabor aunque al parecer son dulces según me lo confirmaron en el propio vivero. Cuando lo adquirí venia con fruto pero por desgracia al poco tiempo los perdió. Probablemente debido al cambio de maceta a suelo, así pues, tengo que esperar para comprobarlo personalmente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno pues espero que nos cuentes a que saben en cuanto puedas !!!! epero que se de bien en tu jardin. un abrazo

      Eliminar