martes, 12 de febrero de 2019

Quinta da Regaleira. Belleza mística.

Difícil hablar de un lugar como la Quinta da Regaleira.  Intentaré dar mis impresiones.
Tanto el palacio como los jardines, son uno de los grandes atractivos, no el único, de la localidad portuguesa de Sintra. Ya he hablado en otras ocasiones de este lugar, ya que Sintra y sus alrededores concentran varios palacios/ quintas con parques bastante interesantes. Como el del palacio da pena del que hable hace una temporada en el blog Click aqui 

El lugar, tal como se conoce hoy día, debe su aspecto al arquitecto Luigi Manini, por encargo del propietario de la Quinta en ese momento (1892) Antonio Augusto Carvalho Monteiro.
La quinta pasó por diversas manos hasta llegar a la Baronesa da Regaleira, de ahí su nombre, y posteriormente adquirida por Carvalho Monteiro. 

El propietario aficionado a las ciencias ocultas de diversa índole, adinerado para acometer semejante proyecto (unos dicen que por el comercio de cafe, las malas lenguas por el comercio de esclavos) y masón encarga a Manini crear un lugar con simbología que solo los "iniciados" pudiesen comprender, o utilizar el espacio para rituales iniciáticos.

No es un caso único, hay varios jardines y edificios así concebidos por toda Europa, si bien es cierto que el caso de la Quinta da Regaleira concentra una alta cantidad en un solo espacio.

No voy a hablar en profundidad del simbolismo de unos u otros elementos, hay muchos artículos, libros incluso, al respecto.
 
El jardín/ Palacio están ubicados a las afueras de la ciudad de Sintra, en un recinto con un gran muro que guarda de las miradas indiscretas el interior.

Al cruzar el umbral de la puerta, ahora taquilla,  descubrimos un parque cubierto de vegetación, en un terreno salpicado de estatuas, fuentes, estanques, cuevas, construcciones de múltiples estilos, que nos animaran a ir ascendiendo.

Nada o casi nada está en este lugar por casualidad, las estatuas de los dioses y su número,  las grutas oscuras (recomiendo llevar linterna/teléfono con linterna para poder explorarlas), lagos, torres...
Famosísimo es el llamado pozo iniciático, y su  hermano menos afamado pozo imperfecto, que nos hace salir de la tierra, de la oscuridad, para renacer y salir a la luz...De la tiniebla a la luz del conocimiento...Su construcción como torre invertida, con referencia a Dante y el infierno de su obra La Divina Comedia en su numero de pisos... es uno de los tantos mensajes "subliminales" que se plasmaron en la Quinta.


Las referencias masónicas, a la orden de rosacruz, la alquimia, los templarios... aparecen aquí y allá algunas explícitas, otras solo para iniciados. Todos estos elementos dotan de un halo de misterio y secretismo a cada rincón, cada centímetro del parque. Puede que acrecentado por años y años de publicidad al respecto. Creando una sugestión en el visitante, no me imagino una visita un día de niebla...

Recomendable pasear por cada espacio, cada rincón, que se va haciendo más salvaje, no por azar, cuanto más se asciende y se aleja del palacete. Se iran descubriendo rincones curiosos, pasadizos, torres...



Digno de admirar el portal de los guardianes que oculta una entrada a los túneles (hay más muchas más).
La salida o entrada (según lo interpretemos) del pozo iniciático en una especie de montículo megalítico, con una puerta de piedra camuflada... La iglesia, el invernadero, las fuentes... la torre da Regaleira ... Todo puesto por un motivo en determinado lugar, aún desconociéndolo no deja de tener interés simplemente por la propia belleza y estética del conjunto. Por supuesto no faltan los azulejos tan presentes en la cultura portuguesa, así como mosaicos.
En el momento de mi visita, hace ya unos años, todo se veía cuidado y bien mantenido, y algunas zonas en restauración. El folleto/mapa útil y bien realizado.

Ni que decir tiene que un jardín con torres, pasadizos, puertas ocultas, túneles... será ideal para una visita con niños.

No deja de ser un espacio precioso con arbolado maduro, y muchas plantas de diversos lugares que acrecentan ese aspecto misterioso, irreal que inunda las 4 hectáreas de la Quinta. La vegetación hace un guiño al propietario, parece ser que hizo fortuna en Brasil, habiendo muchas plantas de este país... Se dice que en los rituales secretos que se realizaban o pudieron realizarse, el sr Carvalho Monteiro utilizaba plantas  alucinógenas que cultivaba en la propia finca.

Como veis es un lugar que merece ser visitado, un espacio con mucho más que obras de arte y plantas. Creo que para un mayor disfrute y comprensión del espacio, tal vez solo recomendado para fanáticos de los jardines,  es ideal haberse leído unos cuantos artículos sobre el simbolismo de los elementos del parque, sobre masones, alquimistas... Si no es así, disfrutaremos igualmente, pero nos perderemos muchos de los mensajes ocultos. Como digo hay libros y artículos sobre este lugar en gran cantidad...

Espero que las fotos y lo comentado os haga apuntar este lugar en vuestras agendas. Tampoco desmerece nada la capilla y el palacete aunque en el blog ya sabéis que me centro en la zona ajardinada.




mariocpaisajismo@gmail.com

mariopaisajista.blogspot.com.es

10 comentarios:

  1. Tienen muy buena pinta esos jardines pero todo su conjunto en si ofrecen una sensación bastante tétrica, como bien dices Mario, no lo visitaría un día de niebla.
    Cordiales saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que aparte del simbolismo los articulos y demás le han hecho mucha publiciad al respecto de esta parte esoterica...

      Eliminar
  2. Un lugar muy especial, sin duda! Gracias por mostrarlo, Mario
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Lo comentado excelente Mario, el lugar curioso e interesante, aunque no es un lugar que me deje boquiabierta. Muchas gracias es un placer conocerlo de tu mano. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias a ti Lola, la verdad que in situ tiene su punto y casi todo el mundo queda encantado con la visita...

      Eliminar
  4. Es un lugar realmente increíble, muy curioso de visitar por lo inquietante que resulta. Estuve en Sintra, hace años, pero sólo en el Palacio Da Pena aunque había otros por la zona, de haberlo sabido me habría acercado a ver este tan interesante.
    Un abrazo, Mario.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Monste, pues para la proxima visita ya sabes NO PUEDES PERDERTELO

      Eliminar
  5. Que sitio más bonito, tengo ganas de visitarlo.
    Feliz semana desde Almería

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguro que disfrutabas la visita Trini Sintra, no solo la Quinta de la que hablamos... es un sitio precioso. Gracias por tu visita

      Eliminar