martes, 29 de marzo de 2016

Palacio Nacional de Queluz, el Versailles portugués



Este martes nos vamos a Portugal, a pocos kilómetros de Lisboa (unos 10), para acercarnos a Queluz, el que se dice ser el Versailles Luso.

En origen una residencia de verano para los monarcas portugueses, que acabó siendo residencia habitual desde la última década del siglo XVII a la primera del XVIII.

Para la adecuación del lugar llegaron a Queluz artistas, arquitectos y jardineros de distintos lugares de Europa, asi como de Portugal.


Actualmente la finca ha perdido extensión contando con unas 15 ha.



El palacio y el jardín de claro corte barroco, pero con añadidos rococó y neoclásicos, se conjugan armoniosamente entre si de forma magistral , conformando un único ente.

Los jardines próximo al palacio, actualmente poseen parterres recortados de boj, antiguamente había parterres de mirto y boj en parterres de entrelazados, nudos o "broderie", de claro estilo francés o barroco.  En origen los jardines superiores fueron obra del arquitecto Jean Baptiste Robillion.
Quedan separados del resto de la finca por balaustradas. Desde donde arrancan los paseos principales.
Estos jardines más cuidados y mas "vistosos" son la estampa que se tiene desde el interior del palacio de ahí su complejo diseño y esmerados cuidados.

Hay dos jardines llamados de Malta y de Neptuno plantado de boj (traído de Lisboa y Holanda) en sus tiempos por el holandés Van der Kolk y que como curiosidad esta "elevado" siendo el techo de un aljibe.
Desapareció con el paso de los siglos un laberinto que lindaba con este último espacio.




El terreno con una suave pendiente, permitió crear jardines en amplias terrazas. Como se comentaba antes,  junto al edificio se situan los jardines formales como tal, el resto va perdiendo formalidad a mayor distancia del palacio, convirtiendose en un parque con elementos escultóricos, praderas y bosquetes.

Por su puesto en un jardín de estas características todo el enclave esta salpicado por fuentes (en algunos casos espectaculares), juegos de agua y esculturas que sirven como puntos focales en las plazoletas que conectan unos caminos con otros y que invitan a recorrer y descubrirlos.
 

La estatuaria en piedra es italiana, en metal las de proveniencia inglesa. Todas las esculturas están inspiradas como en muchos otros jardines históricos en la mitología clásica, de moda en la época.

Los paseos están pavimentados con gravilla fina de color blanco que reflejan el sol aportando luminosidad hasta en las zonas más sombrías.

Saliendo del palacio por la gran escalera de los leones, se accede a un gran canal azulejado con el azulejo del país,115 metros de longitud donde se representan escenas marinas y cortesanas, allí era donde los soberanos montaban en barca. Un curioso capricho real. En mi visita el canal estaba vacío no se si por motivos de restauración o por no mantenerse lleno en la actualidad.

Por el jardín se distribuían pajareras y recintos para animales salvajes de distintos lugares del planeta, como felinos, búfalos, monos, gacelas...

En la actualidad palacio y jardines  son visitables, y además acogen a la escuela de equitación portuguesa, donde se muestra el buen hacer de los jinetesportugueses y de los caballos de pura raza Lusitana. Hay funciones diarias con los jinetes vestidos de "época", que ayudan a imaginarnos a los "cabaleiros" que siglos atrás visitaban a pie o a lomos de sus monturas este enclave.



En resumen una visita recomendable, un lugar cargado de historia y con rincones muy interesantes para aficionados y profanos, que os invito a descubrir por vosotros mismos.


mariocpaisajismo@gmail.com
mariopaisajista.blogspot.com.es

5 comentarios:

  1. Estos jardines palaciegos son impresionantes, sobre todo por sus dimensiones y las esculturas que tienen. Este es precioso, lástima que el canal de azulejos con tenga agua, imagino que la causa podría ser el ahorro, con la escasez de recursos y de agua no sería de extrañar.
    Un reportaje estupendo y muy buena idea recomendarlo, Mario, tomo nota para ir a visitarlo si tengo oportunidad.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Montse, pues si te animas a visitarlo entre lisboa, queluz, sintra y los alrededores tienes jardines para dar y tomar... te sorprenderan gratamente.

      Eliminar
    2. Estuve en Lisboa y en Sintra, hace años, recuerdo haber visto algunos jardines, en especial en Sintra, ahora me falta este de Queluz :)
      Besitos.

      Eliminar
  2. Esta uno de mis paseos favoritos .Es hermosa mi tierra , ahora ya solo me acerco a la frontera,Valença , pues me queda muy cerca y aún así cuando me siento a tomar un café me huele a Lisboa,mi ciudad Amada.
    Feliz primavera..
    Maruxa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y que bonito es lisboa, sus jardines, sus calles, el elevador de santa justa, el barrio de belem y sus pasteis... he viajado varias veces a tu País y nunca me ha defraudado.

      gracias por comentar

      Eliminar