jueves, 11 de enero de 2018

Un pequeño jardín en Toledo.


Decir Toledo, es hablar de ese concepto de la " España de las tres culturas" ( Cristianos, Musulmanes y Judíos) hoy mencionaremos un pequeño espacio junto a la Mezquita del Cristo de la Luz.

No descubro nada que visitar Toledo es sumergirse en un viaje al pasado. Las calles y callejuelas, su muralla y puertas,mezquitas o vestigios del pasado árabe, sus iglesias, sinagogas... esa mezcla de credos y culturas que se dio en la península ibérica,con mayor o menor armonía, hace ya unos cuantos siglos.
Es como estar viviendo un escenario de película de época, roto el encanto repentinamente por algún vehículo o grupo de turistas... pero pese a ello, la sensación de viaje al pasado lo impregna todo por moderno que sea.

Una visita a esta ciudad invita a conocer sus monumentos relevantes y como no, a deambular y perderse por esas callejuelas laberínticas que ascienden y descienden sin piedad con las piernas cansadas del visitante.
Por cierto y hablando de Toledo, imposible no mencionar los "cigarrales"  uno de los estilos de jardines "hispanos" con origenes remotos (animaos a investigar sobre ellos) 

Tras llegar a la ciudad la primera visita fue a la pequeña mezquita del Cristo de la Luz, una pequeña mezquita, erigida allá por el año 999 después de Cristo, que daba servicio religioso a los vecinos de ese barrio- Previamente espacio ocupado por los romanos y posteriormente, con la reconquista cristiana de la península ibérica, convertida en iglesia.
 

Muchas leyendas y mitos envuelven el espacio. Sin entrar ya en cuestiones históricas ni paranormales el espacio es digno de contemplar. 
En el pequeño recinto del solar adyacente se ha levantado un jardín con reminiscencias de jardin del Al Andalus.


El jardín de la mezquita esta estructurado como un jardín en cruz. Dos paseos, pavimentados con ladrillo, que se cruzan en el centro, en este caso, dividen el espacio en 4 parterres, al modo persa, conocido como Chaar-bag. Esquema habitual en otros jardines hispanomusulmanes, y con un guiño a la relación que por aquellos tiempos existía entre los musulmanes del Al Andalus y Bagdad.

En el cruce de ambos caminos aparece un pequeño brocal con surtidor que conecta con una fuente mediante en un modesto canal que transcurre por el centro de uno de dichos paseos. He de decir que en mi visita este elemento acuático no tenía ni una gota del líquido elemento, desconozco si en otras épocas del año borbotea agua por el surtidor o no ...
Tras este esquema de caminos en cruz, el canal y el surtidor, aparece  adosada a la pared una fuente con pilón de estilo europeo siendo un elemento un tanto discordante, y que presumiblemente  alimenta de agua el surtidor central. (Insisto todos estos elementos en el momento de la visita no tenían más agua que la de la lluvia.) Pese a todo, la fuente esta perfectamente integrada en el conjunto al ser del mismo material, ladrillo y piedra, que el resto de pavimentación y edificio.

Los cuatro parterres que trazan los caminos están plantados de photinias,adelfas, lavandas, algún frutal, aquí y allá aparecen algunas plantas en maceta... varias de ellas no diría que correspondan del todo con la idea de jardín hispanoárabe que yo tengo. Parecía no descuidado, pero si a falta de mayores atenciones.

No digo que el jardín sea feo, pero a mi juicio le falta un "pelin" para poder concederle el estilo con el que lo denominan folletos y guías. En algunos lugares de España, deberíamos poner mayor énfasis en el cuidado, conservación o recuperación de los jardines históricos o recreaciones de un estilo concreto.Si se venden de cierta manera, deben mantenerse como tal. Solo por egoismo ya que el turista saldrá más contento y recomendara a otros la visita o volverá a repetir...

En mi opinión, en este caso el edificio es lo primordial y el jardín no debe restarle interés, como mucho arropar, potencia o suscitar mayor admiración en el visitante. Se ha tenido en cuenta el uso de ladrillo en cerramientos y pavimento, en consonancia con la iglesia/mezquita.
En cuanto al cerramiento entiendo que pese a que un jardín de este tipo debería tener unos muros que cortasen las visitas, actualmente prima la visión del edificio y no del jardín, asumiéndose el enrejado que delimita la parcela con la calle desde donde se accede.

No os quedeís con las criticas, que intento sean constructivas, el lugar y el edificio en sí tienen encanto, con unas vistas estupendas, pegado a la muralla y una de sus puertas.

No finalizo esta entrada, seáis de mi país o no, sin animaros a visitar Toledo o cualquier punto de España donde seguro podemos sorprenderos con patrimonio, cultura, folclore, gastronomía, naturaleza ...y por supuesto algunos parques y jardines.


mariocpaisajismo@gmail.com
mariopaisajista.blogspot.com.es

6 comentarios:

  1. Interesante.
    Me gusta el solado (me recuerda al del jardín del príncipe de Anglona, Madrid) y la fuentecilla.
    Los setos de Photinia tampoco me pegan mucho. Me imagino que, como casi siempre, habran tenido que realizarlo con más voluntad que recursos.
    Un saludo
    Raúl

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que el surtidor funciona ocasionalmente:
      https://www.tripadvisor.es/LocationPhotoDirectLink-g187489-d313506-i232714923-Mosque_of_Christ_of_the_Light-Toledo_Province_of_Toledo_Castile_La_Mancha.html

      Eliminar
    2. me alegra que así sea la presencia y rumor del agua cambia la percepción... a mejor

      Eliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Mario, tanto en la singularidad de Toledo que transporta en el timepo a siglos atrás, como en lo que comentas sobre el cuidado de algunos jardines a los que les falta algo más de entusiasmo, porque aunque sabemos que el mantenimiento de un jardín necesita recursos y de eso hay escasez, el descuido ofrece una visión penosa al visitante.
    Un reportaje precioso!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Caminos formando una cruz y fuente central, me encanta ese esquema para un pequeño jardín. Hubo un tiempo en que quise hacer eso en la terraza de casa, pero no resultaba práctico del todo. En este pequeño jardín toledano es perfecto!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar