martes, 22 de noviembre de 2016

Elementos del jardín: Pérgolas

Este martes tratamos uno de los elementos del jardín más utilizados. Las pérgolas.
Estas estructuras, pérgolas o emparrados, son usados desde hace milenios, pues parece ser que ya se utilizaban en la antigua Roma, o en el Egipto de los Faraones.
En principio su uso era el de soporte para una planta que filtrase los fuertes rayos de sol, generando zonas frescas y sombreadas y obtener porque no algunas uvas, flores... 
Con el transcurso del tiempo y los cambios estéticos y sociales su función y aspecto en el jardín varían. En el renacimiento, en la jardinería se busca la pérgola ya no por su función de "sujeción" de la planta si no más bien por la propia belleza de la estructura, por tanto empiezan a crearse pérgolas como elemento decorativo más que funcional. Pasa a tener mayor relevancia la estructura que la vegetación, quedando esta como una decoración a mayores.
Por tanto aparecen diseños más cuidados y elegantes, de materiales nobles como columnas de piedra,rejas intrincadas, bellas estructuras de madera...

Las pérgolas como se ha comentado tienen varias funciones:
-Sombreo: relevando a árboles, sombrillas, toldos...
-Práctico: 
                 -definidor de espacios: zonifica, limita zonas, enmarca, corta la visión
                 -encaminador: guia al usuario del jardín, lo conduce de un lugar a otro.
-Estético: Tanto si la pérgola tiene una bella estructura y no tiene apenas o ninguna planta o por el 
                contrario la cubre una preciosa trepadora con flores llamativas como por ejemplo una  
                glicinia...puede ser un elemento focal, aportar volumen a jardines muy planos...

A la hora de construir una pérgola hay que tener en cuenta varias consideraciones:
-Considerar si buscamos destacar la estructura o la planta, no tendría lógica construir una carísima pérgola con columnas de mármol si va a quedar cubierta por una hiedra que cubrira en pocos años toda la estructura. Por tanto a veces materiales más humildes pueden ser más adecuados.

Aquí por tanto encontramos dos vertientes elegir materiales asequibles y plantas que cubran la pérgola aportando ese valor con sus floraciones, follaje... de gran vigor que puedan dar sensación de túnel vegetal...
O bien optar por plantas que sean de un desarrollo menos intenso o más controlable y primar la utilización de materiales más lujosos que luzcan sin ser engullidos por las trepadoras.


También podríamos hacer una clasificación en pérgolas formales o informales, siendo las primeras aquellas donde prima los materiales constructivos y las segundas las que se utilizan especies vigorosas, con floraciones, hojas o frutos llamativos... y materiales menos "nobles".


Lógicamente hay que tener en cuenta el espacio que ocupa en el jardín, y que estén en consonancia, respetando proporciones y escala. El lugar a elegir para su instalación puede variar en función de las necesidades o gustos de cada uno.
Se debe elegir plantas según la ubicación del espacio ajardinado pero todas ellas trepadoras (Madreselvas, Wisteria, Campsis, Vitis, Parthenocissus, Clematis, Trachelospermun, Buganvillea...), si es una zona de mucho sol mejor que sean perennes para que todo el año nos den sombra, mientras que si el jardín en encuentra en regiones más al norte mejor que las plantas elegidas sean caducas y así pueda entrar el sol en invierno. En general suelen colocarse en zonas orientadas al sur.
Tener en cuenta la floración, cambio de color de las hojas, frutos…pues puede que aporten interés al lugar, combinen y conecten con otras zonas del jardín...
A la hora de su construcción tener en cuenta que en función del peso a soportar (Estructura + vegetación) necesitaran cimentaciones de mayor o menor entidad y estructuras más o menos resistentes pues algunas especies soportan todo su peso en dichos elementos)


En zonas muy lluviosas puede pasarse de la pérgola al cenador para conseguir espacios donde protegerse del agua.


Se debe buscar una proporción entre altura y anchura.
En general una altura de 2,5/3.5m con una altura anchura de 1.5/3 m  respectivamente pueden resultar relaciones adecuadas.
Una anchura de 5m con  una altura de 2m puede ser una pérgola equilibrada, pero el resultado final tendrá un aspecto demasiado bajo, acrecentado por el espacio de la trepadora, dando sensación de agobio.

Por el contrario una anchura de 2m y una altura de 5m genera un espacio demasiado elevado y estrecho, además es muy alto para que la trepadora lo cubra rápidamente y no se conseguirá un efecto de sombreo.

En algunos puntos del jardín puede aprovecharse un muro para adosar la pérgola obteniendo resultados igual de interesantes.

He visto algunas estructuras creadas con las propias plantas podadas para tal fin (como árboles o arbustos), mucho más complejo tal vez, y en muchos casos requieren de estructuras auxiliares para guiar la formación y podas posteriores...desde luego el efecto conseguido es muy interesante.

Puede añadirse algún elemento escultórico, fuente o similar bajo la pérgola en alguna bifurcación o espacio de mayor dimensión bajo la cubierta. Otra idea es colocar algún banco ¿a quien no le gusta sentarse bajo una buena sombra un día de sol intenso?


Hasta el próximo martes.

mariocpaisajismo@gmail.com
mariopaisajista.blogspot.com.es

8 comentarios:

  1. Hola Mario, una entrada muy muy interesante, me gusta eso de pérgolas informales. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lola, la idea es que las publicaciones resulten interesantes, tu como blogera supongo que tambíen buscaras despertar el interés del lector, otra cosa es que luego en mi caso llegue a conseguirlo, pero esa es la idea que mueve cada vez que me pongo con una entrada "en blanco"

      Eliminar
  2. Es un artículo muy interesante y además pienso en el trabajo que te habrá llevado ir recopilando todas las fotos de esos lugares.
    A mi las pérgolas me gustan y con Wisterias me chiflan!
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Montse a mi las pergolas me encantan, y bueno unos cuantos jardines he visitado para poder tener fotos... es lo que más me cuesta d elos artículos el material grafico

      Eliminar
  3. Mario, me parece una entrada muy interesante y sobre todo cuando soy un entusiasta de las pérgolas, veo una y no puede remediar pasar por ella o sentarme en su camino para disfrutar de sus luces que se filtran. Muchas gracias y felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, a mi tambien megusta pasear bajo ellas.

      Eliminar
  4. Tuve una vez una pérgola con una glicinia pero la madera de castaño se pudrió con mucha facilidad. Aprendí que las de madera quedan muy bonitas pero una vez que se cubren de ramas es muy difícil mantenerlas, asique terminé quitándola. Falta de experiencia, sin duda.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto la madera en exteriores requiere muchos cuidados, y una trepadeora son muchos kilos a soportar para la estructura...

      Eliminar