martes, 9 de agosto de 2016

Atocha, paraiso tropical en el corazón de Madrid.




Con una alta humedad relativa, bajo una cúpula de hierro y cristal, al compás del rítmico traqueteo de los trenes...crece un jardín con especies tropicales en un entorno tan insospechado como es el corazón de Madrid.
En esta época estival, muchos serán los lectores que hayan estado, estarán o vayan a estar en breve de vacaciones, el tren es uno de mis medios de locomoción preferidos por distintos motivos. Siempre que tengo que pasar por Madrid en concreto por Atocha, añado uno, su jardín tropical.

Este edificio alberga un jardín tropical en la capital de España
Con motivo de la ampliación de la estación de Atocha (1982), se deja sin uso la antigua estación, ubicando en el lugar de los andenes, un espacio ajardinado que al contar con una cubierta fue como encontrarse con un "invernadero" vacío.
Contando con las condiciones del entorno surge la idea de aprovechar los 4000 metros de superficie en un dicho jardín.
El recinto acoge gran cantidad de plantas, según he leído hasta 250 especies (en algunos escritos casi hablan del doble), no se si tantas, de diversos puntos del planeta en esta "estufa fría", donde podemos contemplar distintas palmaceas, plataneras, arbustos como el cacao o el cafeto, plantas que muchos podemos identificar como las típicas plantas de interior que muchos tenemos en el salón de en casa como Potos, Ave del paraíso, Costilla de Adán, Ficus... pero por las condiciones ambientales de portes mucho mayores.

Como guiño al lugar, una palmera del viajero despide o da la bienvenida a los pasajeros que en muchos casos pese a la prisa dedican una mirada sorprendida al espacio ajardinado.
Desde luego mantener un jardín tropical en una ciudad europea con el clima de Madrid no será un camino de rosas y el trabajo con el material vegetal podría asimilarse a el manejo de grandes contenedores de plantas de interior, que a un jardín en un suelo "natural" y al aire libre...
En ciertos momentos para conservar la necesaria humedad varios nebulizadores rocían las plantas, lo que en algunos momentos puede pillarnos por sorpresa bajo el dosel vegetal.
 
Como no mencionar los estanques crecen varios ejemplares de ciprés de los pantanos y donde han ido abandonándose  gran cantida de tortugas y que constituyen un atractivo "extra".
Tortuga ajena al frenetico ir y venir de pasajeros.
Mi recomendación es que primero contempléis el conjunto desde la altura superior, donde ver la estructura del edificio que contiene el jardín y la densa vegetación, para una vez puestos en situación bajéis y os deis un pase por los paseos rectilíneos que nos retrotraen a los apeaderos.

Es un lugar que siempre que pasó por Madrid acabo visitando de forma premeditada o no... y jamas dejo de ver gente leyendo placidamente un libro, aguardando un tren o a un conocido, paseando u observando las tortugas.
Conozco algunos vecinos de la capital de España que en las tardes de invierno hacen un ratito en este espacio verde "bajo techo" y con unas temperaturas mucho más agradables que las del exterior.

Es un espacio muy conocido, pero tengo la esperanza de animar a los que aún no lo conozcan o no lo hayan visitado a darse un paseo hasta allí. Además es un buen punto de partida para visitar el Parque del Retiro y el Jardín Botánico de Madrid y el también próximo jardín vertical de la Caixa, como curiosidad junto a la estación de Atocha se sitúa el ministerio de Agricultura. Y ya fuera de lo "vegetal" cerca de los Museos del Prado, Thyssen y Reina Sofía...

Un saludo y hasta el próximo martes.

mariocpaisajismo@gmail.com
mariopaisajista.blogspot.com.es

6 comentarios:

  1. Pues si que esta bonito, todo un vergel. Muchas gracias Mario. Un beso enorme y buen día.

    ResponderEliminar
  2. Nossa é belíssimo já conhecia; mas é sempre
    bom rever. A gente sempre acaba percebendo algo que não
    prestigiou.
    Belas as imagens.

    ResponderEliminar
  3. A mí es un lugar que me parece precioso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta lo inesperado del emplazamiento, y el tipo de vegetación... es como que el viaje fuese en la estación

      Eliminar