viernes, 24 de abril de 2015

el mejor amigo del hombre... el peor del ¿jardinero?

previo a  la siega, aspecto irregular, manchones de mas color y altura, falta de homogeneidad y pérdida de estética


Encontramos esta imagen en muchos parques y jardines ¿que enfermedad podría causar este efecto?




En general pensamos que las plantas enferman o deterioran su aspecto por culpa de plagas o enfermedades (virus, bacterias, hongos, insectos...)

Pero existen las fisiopatías que son daños creados condiciones externas a la planta como el suelo, el clima... como pueden ser el calor, la insolación excesiva, frío...y una vez surge este daño puede facilitar el agravamiento del problema por enfermedades...iremos tratando algunas en próximas entradas.

En este caso concreto vamos a hablar de una fisiopatía muy habitual y son los excrementos y orines de los perros en el césped.

En general he observado estos daños en jardines públicos muy transitados o en jardines particulares donde el perro transita libremente.

Empezemos por los daños que causan los canes machos, al orinar suelen marcar el terriotorio en esquinas, arbustos... en los arbustos causaran zonas marrones, quemadas que si la planta no es grande pueden llegar a secarla.
Mientras las hembras suelen orinar en "campo abierto" por tanto el daño se verá en los céspedes. Donde pasada una temporada de la "micción" encontraremos un corro seco de césped.
Para evitarlo lo primero sería que el perro no fuese a esa zona a marcar, por tanto sería concienciación del dueño. En segundo lugar, riegos frecuentes para "lavar" el orín y en caso de daños una resiembra de césped o parcheo con un trozo de tepe.
tras la siega, los manchones aparecen amarillentos, en el centro quemados, estética deteriorada.


Por otro lado si tratamos los daños por excrementos, no hay diferencia entre sexos, y también tiene mucho que ver que el propietario del chucho recoja el excremento o no...
En general el excremento estimula un excesivo crecimiento de la hierba, por un exceso de "nutrientes" que desemboca en manchones altos y de color mas intenso de la hierba, que al cortarse queda blanquecina pues esa zona no realizaba la fotosíntesis ya. La zona queda debilitada y el aspecto es muy poco estético. Incluso en el "epicentro" se crea una zona sin hierba.


Además de lo anterior, estos animales tras evacuar tienen por costumbre rascar con las patas la zona... causando aún más destrozos.
La solución como digo sería evitar la entrada de perros/concienciación del dueño, retirada de los excrementos y en casos de daño resiembras.
En general si se corta los generadores del daño, el césped volvería a lucir perfecto, lo malo en estos emplazamientos es que suele repetirse el ciclo siega tras siega... por tanto nunca se logra mantener la estética.


Como veis algunos amantes de los jardines ven con otros ojos a nuestros amigos de 4 patas...

mariocpaisajismo@gmail.com
mariopaisajista.blogspot.com.es 

No hay comentarios:

Publicar un comentario